Trío de autores publica «Common Good Economics» en el número especial de la reconocida revista científica «Sustainability»

Durante diez años, la Economía del Bien Común (EBC) ha estado implementando un modelo económico que puede servir mejor a las personas, al planeta y a las generaciones futuras. «Common Good Economics» ahora proporciona la base teórica para ese modelo, publicado por un trío de autores en la distinguida revista científica «Sustainability» en el número especial Sustainable Economy for the Common Good, con editora invitada Vanessa Campos de la Universidad de Valencia.

En su artículo, From Neoclassical Economics to Common Good Economics, Johannes Dolderer, estudiante de macroeconomía de Heidelberg, la profesora Petra Teitscheid de la Universidad de Ciencias Aplicadas Münster y el iniciador del movimiento EBC y académico afiliado a IASS Christian Felber, esbozan una transición sistemática del muy criticado paradigma de la economía neoclásica, que todavía es predominante en la economía convencional y considerado por muchos como un factor contribuyente a las crisis actuales, a una economía de bien común, sentando las bases para una teoría científica del modelo EBC.

Límites planetarios y una definición clara de los objetivos económicos

Este documento, uno de los ocho del número especial, proporciona una comparación sistemática en cuatro secciones entre la economía neoclásica y la economía de bien común desarrollada, de la que se deriva el modelo práctico de EBC. Sección 1, Filosofía de la Ciencia, contrasta la autocomprensión de la economía neoclásica como ciencia cuasi natural con el enfoque de ciencias sociales de la EBC. En la Sección 2, Definición y Objetivo de la Economía, la definición neoclásica sin sentido de «la ciencia de la gestión eficiente de los escasos recursos» se sustituye por una definición más clara con referencias explícitas a la satisfacción a largo plazo de las necesidades humanas dentro de un entorno estable. 

La Sección 3 discute los Elementos Básicos de la Economía como las necesidades, la concepción del hombre, los recursos y los bienes, deconstruyendo el concepto neoclásico de «necesidades» y reemplazándolo por uno más realista. Además, los mercados se ven como solo una de varias «etapas» de la actividad económica, mientras que en la economía neoclásica tienen un papel dominante. La Sección 4 analiza, sobre la base de estos fundamentos, las condiciones de una economía de mercado en funcionamiento y muestra cómo estas condiciones solo están garantizadas por un diseño democrático del bien común de los mercados. Esto se vincula con los conceptos neoclásicos de fallas del mercado, pero cierra una brecha metodológica en la economía neoclásica al derivar categorías como género, etnia, poder, democracia y ecología de un bien común definido democráticamente, un enfoque no abierto a la economía neoclásica, que como disciplina científica cuasi natural se limita a la comprensión y explicación de los mercados y sus supuestas «leyes de mercado».

Ciencia e investigación en la Economía del Bien Común

Uno de los 15 centros temáticos del movimiento EBC está dedicado a la ciencia y la investigación. Sus actividades incluyen la enseñanza, la investigación, la aplicación, el discurso y la difusión pública. En el otoño del 2019, la primera conferencia científica de EBC tuvo lugar en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Bremen, a partir del cual emanó un libro que fue publicado recientemente. El primer número especial de una revista científica sobre EBC se publicó en marzo de 2019 en el Zeitschrift für Wirtschafts- und Unternehmensethik. El número especial recién publicado de la revista en línea de acceso abierto Sustainability da seguimiento a este impacto y marca un hito internacional en la base científica del modelo práctico de EBC.

COMPARTE:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email