¿Cómo velar por justicia y solidaridad en la contribución a la comunidad?

En la matriz de la Economía del Bien Común y su contribución a la comunidad EL VALOR de la justicia y solidaridad aparece asociado al entorno social como grupo de interés. En esta nota Soledad responderá algunas preguntas que nos permitirá conocer su punto de vista respecto de este tema:

¿En este contexto qué entendemos por justicia?

Principio moral que lleva a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece, y que regula la igualdad o proporción que debe haber entre las cosas, cuando se dan o cambian unas por otras.

La justicia es una virtud que todos los individuos deben poner en práctica de manera coherente y en busca tanto del bien propio como de la sociedad.

¿Y qué entendemos por solidaridad?

En sociología, solidaridad se refiere al sentimiento y la actitud de unidad basada en metas o intereses comunes; es un término que se refiere a ayudar sin recibir nada a cambio con la aplicación de lo que se considera bueno.

Se puede definir la solidaridad como la toma de conciencia de las necesidades ajenas y la voluntad de ayudar para cubrir esas necesidades.

¿Entonces cómo podemos contribuir a la comunidad desde estos dos principios?

Desde las organizaciones que aspiran a que su actuar se enmarque en el contexto de la EBC podríamos buscar un equilibrio justo entre lo que aportamos y lo que recibimos.

Si se tratase de una pyme , de una cadena de productos alimenticios por ejemplo,  podemos aportar con justicia y solidaridad con nuestros proveedores pagando a toda la cadena de suministro lo que se entiende como precios y condiciones justas que se hagan cargo desde el origen  de la materia prima, hasta la entrega del producto al cliente final, asegurándonos que desde la semilla, la tierra, el riego, el cultivo, la cosecha, almacenamiento, transporte y distribución, estemos respetando la sostenibilidad del medio ambiente sin sobreexplotar los recursos, entregando condiciones dignas a cada miembro de la cadena productiva.

Este ejemplo se puede extrapolar a la producción de cualquier producto físico o servicio que entreguemos a la sociedad.

Desde esta mirada vemos como una oportunidad el enorme cambio producido por la pandemia y sus correspondientes cuarentenas en que muchas personas y negocios pequeños y medianos tuvieron que reinventarse para producir recursos económicos.

Apelando a la creatividad e innovación aparecen cientos de nuevos emprendimientos entre los cuales los más frecuentes son los delivery de comida. En este contexto, y por tratarse de actividades que se emprenden por primera vez, se puede introducir desde el inicio el concepto de precios y condiciones justas modificando los estándares de aprovisionamiento por los canales habituales como el supermercado: abastecerse de proveedores pequeños como por ejemplo productores de huevos de granja, vegetales, panes artesanales, repostería y mermeladas caseras, el carnicero de la esquina, etc.

Esta nueva forma de generar una cadena de abastecimiento con condiciones dignas y precios justos al extenderse tendría un efecto no menor en la EBC.

Pudimos apreciar durante la pandemia la reaparición de oficios como la producción artesanal de ropa o zapatos, qué interesante sería aprovechar este impulso productivo para buscar proveedores de materias primas como telas y tejidos naturales, cueros, suelas, en fin, materiales nobles que nos permitan acercarnos a una economía más doméstica, solidaria, responsable con el medio ambiente y favorecedora de la Economía del Bien Común (EBC).

Otro factor que influye poderosamente en la sostenibilidad del medio ambiente es la búsqueda de proveedores locales de manera tal de disminuir los costos de transporte desde zonas lejanas evitando así costos adicionales de combustible y contribuyendo a disminuir la contaminación producida por este factor.

En estos emprendimientos puestos como ejemplo se podría implementar este principio y contribuir así a una EBC generando nuevos polos productivos.

Los ejemplos anteriores no descartan las formas de producir tradicionales que también pueden y deben considerar los principios de solidaridad y justicia en el entorno social en que se desenvuelven estas actividades económicas, sino que queremos poner de relieve el aprovechamiento de la oportunidad que aparecen producto de un efecto tan adverso como una pandemia. 

Lo que vemos como una mayor oportunidad es el cambio cultural que puede significar para los consumidores el cambiar hábitos de consumo de productos baratos y desechables producidos en condiciones injustas por un consumo de productos más durables, sanos y (únicos), más personalizados.

Ejemplos de lo anterior son en el caso de la comida preparada, elegir menús más sanos de acuerdo con la actividad y edad del consumidor. En el caso de vestuario y calzado un producto más personalizado y durable.

¿Cómo se ve actualmente la contribución de las organizaciones en su entorno social y comunidad? ¿se ve una evolución?

Hay una mayor conciencia hoy, respecto a que se puede contribuir como organización en la comunidad y también en el entorno social. Las organizaciones, creo que están mas alertas y dispuestas a trabajar y co-construir con otros, sobre todo a escala territorial, porque ven los beneficios, para todos, de esta forma de relacionarse. El mundo va mirando y caminando a construir alianzas, en términos generales. 

¿Se ve una diferencia entre las organizaciones privadas y públicas? 

Las organizaciones privadas tienen mas libertad e iniciativa para lograr cambios o reemprender una nueva forma de relacionarse, en función de mejorar las relaciones y la productividad. Las organizaciones públicas, lo que es una contradicción, son más rígidas en conseguir cambios y nuevas formas, ya que dependen del gobierno que este de turno, por lo que solo queda espacio para lo que los gobernantes y políticos permitan. Es una contradicción, ya que las entidades públicas deberían estar al servicio de la comunidad, con la implementación de políticas publicas. 

¿Qué hitos han sido puntos de inflexión en esta materia? (ej. rankings, sellos, certificaciones, transparencia, redes sociales, casos de corrupción, etc.)

Tanto para organizaciones privadas como públicas, hay distintas circunstancias, mas ahora a nivel mundial, que deberían hacerlas distintas y podrían influir en que avanzaran en tener una actitud de mayor aporte y contribución a la comunidad. En el caso de los privados, el mundo y los mercados internacionales (globalización, cambio climático, entre otros) deberían ser los que guíen los avances y mejorías de cómo desarrollar empresas mas sustentables y con mayor aporte al entorno, a las personas y a la comunidad. Pero junto a estas necesidades urgentes que tiene el planeta, se convive con organizaciones públicas, cada vez mas corruptas y poco transparentes en su quehacer (ver el caso de Chile)

Ejemplo: empresas que contaminan por el mayor uso del agua en el caso de la producción de carne, el tema de la moda. Redes sociales detectan y ponen en evidencia el mal uso de la tecnología y el mal uso para el planeta.

¿Hubo un cambio en las organizaciones cuando se dieron cuenta que podían considerar sus contribuciones a la comunidad como valor agregado para sus clientes y como diferenciador respecto de otras organizaciones?

Claro que sí, y un gran aporte de ello la hacen los mercados internacionales, al mostrar a un consumidor más exigente y consiente de lo que quieren y necesitan, por lo que reclaman proveedores que cuenten con sellos de calidad, sellos verdes, formas de producir sustentables, sellos de comercio justo, empresas B, entre otros, ya que los diferencian de posibles competidores y logran mayores precios. Hay varios Estudios de Mercado, que muestran que hoy los consumidores están dispuestos a pagar más por este tipo de productos más sanos y que producen el mínimo mal al planeta. 

¿Cómo se ve que han influido las personas/organizaciones de la sociedad civil en la contribución a la comunidad de las organizaciones?

Influyen exigiendo cambios, mostrando experiencias de la misma sociedad civil, que son posibles y que se puede el cambio de paradigma. Es un trabajo de mucha perseverancia, voluntad y de coherencia por parte de la sociedad civil y en especial de los emprendimientos de los jóvenes, los cuales, si tienen más conciencia de la necesidad de cambio, del trabajo conjunto y de la contribución que es posible entregar a la comunidad desde las organizaciones que trabajan por un mundo mejor, sin egoísmos ni interés personales e individuales. Hoy hay un gran desarrollo en trabajar en proyectos con propósito y emprendimientos sociales.

¿A parte de las tasas e impuestos, de qué otras formas las organizaciones pueden contribuir más a su comunidad?

Con trabajo diario y con alianzas para lograr economías que tengan por objetivo al ser humano y al planeta. Acentuando sus acciones hacia la comunidad donde se desenvuelven, como ejemplo los Programas de Responsabilidad Social de las Organizaciones (ojo aquí porque hay mucho lavado de imagen también) 

¿Qué dirías a aquellos gestores de organizaciones que se preguntan cómo implementar más actividades, prácticas y políticas para contribuir más en la comunidad?

Que se comuniquen con los beneficiarios, que escuchen las necesidades de las comunidades, ya que en conjunto se logra más.

¿Algunos ejemplos destacados de esto? (puede ser nacional y/o mundial)

La empresa Algramo, que se inicio con alimentos y que hoy se extendió a los detergentes. Hace unos meses se esta trabajando con los supermercados para que tengan un pabellón con este tipo de ventas al detalle y según necesidades del momento. Otro ejemplo, es el programa Ropa por Ropa, que lo desarrolla Paris, también están los ecoladrillos, que los usan para juegos de niños en plazas.

¿Está presente la Contribución a la Comunidad en mi organización?

La Economía del Bien Común por medio de su Balance invita a las organizaciones a mirarse a sí mismas a través de la evaluación de sus procesos en pos de una mejora continua. El balance relaciona valores con grupos de interés.

Una organización EBC:

  • A parte de los impuestos y tasas que la organización tributa, aporta de manera justa y
    apropiada a la comunidad según la capacidad económica de la organización.
  • Solo usa subvenciones que sirven al desarrollo de la organización y que por tanto
    además mejoran la situación económica de la región a medio plazo.
  • Usa sus capacidades y recursos específcos para fortalecer iniciativas de la sociedad
    civil dentro de su comunidad que no sirven a los intereses particulares de la
    organización.
  • Usa sus contactos de políticos y de la administración pública para servir al Bien Común
    y no solo a los intereses particulares de la organización. Además, publica los contactos
    realizados y los (posibles) flujos fnancieros.
  • Implementa medidas estructurales para combatir la corrupción y la elusión ilegítima de
    impuestos de la organización y de sus socios comerciales directos.

Una organización EBC se pregunta:

  • ¿Cómo establecemos un equilibrio justo entre lo que aportamos a la comunidad y lo
    que recibimos?
  • ¿Qué tipo de compromiso con la sociedad mostramos? ¿Cuál es el objetivo de estas
    acciones?
  • ¿Qué papel juega y qué grado de influencia tiene el propio interés personal por
    realizar estas actividades? ¿Se genera un valor agregado en la actividad?
  • ¿Cuáles son los impactos de nuestra actividad (individuales y estructurales)?
  • ¿Cómo aseguramos que nuestra actividad impide – o por lo menos no facilita – la
    corrupción y la elusión ilegítima de impuestos?

En relación con cómo es posible contribuir a la comunidad con valores de justicia y solidaridad creo, y por experiencia propia, que el primer paso es el cambio a nivel personal, con voluntad y perseverancia, con compromiso por conseguir un mundo mejor para todas y todos, con trabajo en conjunto con las comunidades, escuchándolas y desarrollando proyectos que tengan como propósito final, el buen vivir y el compartir lo que se va logrando, en pocas palabras aprender de los ciclos de la naturaleza, donde todo fluye en armonía e igualdad.

SOLEDAD VALDÉS

Soledad Valdes

COMPARTE:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

¿Quieres colaborar con la EBC Chile?

Puedes participar voluntariamente, hacerte socio activo o hacer una donación. Juntos somos más!
COLABORA

Deja un comentario